miércoles, 3 de octubre de 2012

Sobre la actualidad

Sobre la actualidad 02-10-2012





Dice Zigmund Bauman que vivimos en una época en la que los viejos paradigmas han dejado de funcionar antes de que estuviese listo el nuevo mundo. La situación de España no nos puede dejar indiferentes, la forma en que se resuelva la crisis actual va a afectar a todos, todos somos parte de la solución y del problema.
Somos parte, pero solo una insignificante parte, quizás lo mismo que lo son nuestros políticos. Los estados nación europeos surgidos en los siglos XVIII y XIX se han quedado obsoletos, incapaces de hacer frente a los problemas que la actual crisis conlleva y las organizaciones supranacionales, lastradas todavía por los viejos sentimientos nacionales, no consiguen aunar esfuerzos para plantar cara a los verdaderos poderes, que como dueños del mundo manejan los entresijos financieros, calificando a los países de buenos o malos para especular con la descomunal deuda acumulada en años de euforia y fácil crédito.
Considera Bauman que el problema del mundo contemporáneo, que impide el poder aplicar políticas efectivas, es el divorcio entre el poder y la política. Antes el poder y la política residían en el estado nación, podía haber contradicciones debates y posiciones contrapuestas sobre un tema, pero una vez se había decidido qué era lo que se iba a hacer, ya no había ninguna duda el estado lo hacia. Ahora cualquier político incluso los mandatarios de países considerados poderosos como Alemania o Francia, toman una decisión el sábado, y se pasan el fin de semana temblando hasta ver como responderán los mercados el lunes.
Debemos exigir a los políticos que recuperen el poder, y tenemos que ser concientes de que esto no lo puede hacer ningún país europeo solo, los movimientos de protesta que no tengan una visión global del problema, que sus reclamaciones se centren en culpar al gobierno nacional de turno de los problemas inmediatos de los ciudadanos, centrando sus objetivos en derivar al mismo, no nos pueden llevar a ninguna solución.
Hay que estar indignados por lo que nos esta pasando, y ser intransigentes con la corrupción que estos años de permisividad a propiciado, esta indignación tenemos que expresarla en todos los foros que haga falta, pero siendo concientes de que los movimientos asamblearios siempre han terminado siendo manipulados por los artífices de las mas terribles dictaduras. Debemos exigir que los políticos europeos sean generosos para transmitir a sus electores de que fuera de la Unión todos estamos en la intemperie y que tengan la suficiente valentía para recuperar el poder y gobernar, si no lo hacen, el dolor y la desesperación de mucha gente nos puede llevar a la irracionalidad, de la que tanto sabemos los europeos.
Decía Ortega que Patria no es el pasado y el presente, no es nada que una mano providencial nos alargue para que gocemos de ello, es, por el contrario, algo que todavía no existe, más aún, que no podrá existir como no pugnemos enérgicamente para realizarlo nosotros mismos. Tal como dice Bauman el nuevo mundo que sustituirá al actual no esta todavía listo, ese nuevo mundos será la futura Patria, hagamos todo lo que este de nuestras manos, por poco que sea, para que su advenimiento no sea traumático.
L’Alcora, 2 de Octubre 2.012

No hay comentarios:

Publicar un comentario