miércoles, 22 de marzo de 2017

Las eleciones Generales de 1903 y la suspensión del alcalde de l'Alcora -

Las accidentadas elecciones Generales, en le distrito de Lucena de

26 de Abril de 1903.

     El 26 de Abril de 1903 se celebraron elecciones a Corte Generales, el ambiente de inestabilidad política a nivel nacional era patente, tras el asesinato de Canovas y la muerte de Sagasta se podía dar por finiquitado el sistema de alternancia entre conservadores y liberales, que los dos lideres habían pactado afín de sostener la monarquía tras la muerte de Alfonso XII. No existía un liderazgo claro en ninguno de los partidos y la lucha por el poder dentro de ellos era muy enconada.

     
D. Vitorino Fabra Adelantado
No obstante en la provincia de Castellón la supremacía de Cosi con su camaleónica capacidad de pacto con las dos formaciones seguía mas o menos intacta, aunque desde principio de siglo empezaba a verse comprometida. El Cosi que hasta mediados de la década de los 90 se podía considerar como una formación liberal progresista fue aglutinado cada vez mas los sectores conservadores y católicos compuestos por los grandes terratenientes, repartiéndose con un fraccionado y desorganizado partido liberal la pequeña burguesía y los profesionales liberales (hay que reseñar que jornaleros y demás personal dependiente se veían forzados a votar al partido de su empleador). A pesar de su fragmentación el partido Liberal a partir de 1900 adquirió una considerable fuerza en los núcleos de población medios de la provincia a excepción de la capital, feudo histórico de partido los republicanos comandados por Fernando Gasset.

     El distrito de Lucena era considerado como un feudo del Cosi, el fundador del mismo, Victorino Fabra Gil era natural de Lucena, y el padrino de todo el montaje del Cosi era D. Leopoldo O'Donell, Duque de Tetúan y Conde de Lucena, fundador de la Unión Liberal cuyo comportamiento a nivel nacional era similar al del Cosi en la provincia, apoyando en cada ocasión al mejor postor, desde la restauración, el Cosi solo había perdido las elecciones en el distrito en el año 1893, al encontrarse el grupo desorganizado tras la muerte de Victorino Fabra.

   
D. Cristóbal Aicart Moya
En 1893 D. Cristóbal Aicart Moya al frente de una extraña coalición carlo-liberal consiguió arrebatar el distrito de Lucena al Cosi, el perder el distrito de Lucena fue considerada casi como una afrenta por el grupo de los Fabra, que se volcaron con todos los medios posibles para recuperarlo, los enfrentamiento entre Aicart, convertido en presidente provincial del partido liberal, y los Fabra, marcaron desde entonces la disputa por el distrito.

     En las elecciones celebradas el 19 de mayo de 1901, el candidato del Cosi por el distrito Juan Poveda consiguió 2,888 votos frente a 2,434 conseguidos por Salvador Almer, que se presentaba por el Partido Liberal de Aicart, con 518 de Almer y 274 de Poveda en l'Alcora, esto disparó todas las alarmas en el Cosi, ante la evidencia de la perdida de votos en su feudo agravada por el peso demográfico de l'Alcora patria de Aicart.

     En las elecciones municipales celebradas a finales de 1902 ganó la candidatura afín a Aicar, encabezada por su hermano D. Ramón Aicart Moya, desde todas las instancias provinciales dominados por el Cosi se monto una campaña para destituir al alcalde y suspender parte del Ayuntamiento, con fecha 11 de Abril de 1903 el Heraldo de Madrid publica una nota en la que se da cuenta de la situación por las que pasa el ayuntamiento. No se a podido constatar si la suspensión del alcalde se materializo con anterioridad a las elecciones de 26 de Abril, pero si tenemos constancia de la ratificación de la misma por el Ministerio de la Gobernación con fecha 27 de noviembre de 1903.

    En las elecciones de 26 de abril de 1903, se presentaron por el distrito de Lucena, por el Cosi Carlos O'Donell Vargasi hijo del Duque de Tetuán, y D. Vicente Cantos Figueroa, por el partido liberal de Aicart, (Cantos gano excepto en 1907, a partir de 1905, todas la elecciones celebras durante la monarquía, también fue elegido por Castellón representando la partido Radical durante la II República en las eleciones de 1931 y 1933, llegando a ser ministro de Justicia durante el gobierno de Larroux en 1933), el fraude electoral que se montó por parte del Cosi con una compra masiva de votos en el ayuntamiento de Les Useres, hizo que le día anterior a las elecciones Cantos, retirara su candidatura, ante la imposibilidad de ganar, y como protesta por la situación. En l'Alcora se produjo una fuerte abstención con 396 votos emitidos, frente a los 792 de 1901.
D. Vicente Blasco Figueroa


   A continuación se transcriben, la nota del Heraldo de Madrid, de 11-4-1903, el relato de pucherazo electoral por el Heraldo de Castellón de 28-04-1903 y la confirmación de la suspensión del alcalde de l'Alcora R.O. de 27-11-1903 del Ministerio de la Gobernación.





Nota publicada en el Heraldo de Madrid el 11 de Abril, 1903

PARA LOS MINISTROS
DE
HACIENDA Y GOBERNACIÓN

En la administración de Contribuciones y Delegación de Hacienda de Castellón vienen ocurriendo hechos que nos obligan a llamar la atención del Ramo.
En la villa de Alcora, importante población del distrito de Lucena, se han propuesto, sin duda, aquellas oficinas provinciales provocar serios conflictos.
Con motivo del reparto acordado por el gremio de cosecheros y expendedores de liquidos, en el que se hicieron entre sí la distribución del cupo y recargos que habían de pagar al Ayuntamiento, han ocurrido tales incidentes, han intervenido de manera tan inusitada la Administración y la Delegación, que las cosas van tomando una gravedad externa, y entienden ya los tribunales de justicia.
Pero aquellos funcionarios se creen inviolables porque están amparados por la omnipotencia del cosi, el caciquismo más denigrante que puede caer sobre un pueblo digno, y estando como estando en periodo electoral, para servir intereses de aquellos caciques, dichas oficinas siguen persiguiendo al alcalde de Alcora, porque no esta dispuesto a secundar actos que pugnan con los dictados de loa equidad, la justicia y la ley.
En Ribesalbes, pueblo del mismo distrito, corren cosas análogas, que hoy no creemos oportuno detallar.
Nos concretamos, por ahora, a dar la voz de alarma al Sr. Rodríguez San Pedro, porque el asunto es grave, preocupa en Castellón a las personas honradas y traerá cola. Si el ministro no se entera con los medios eficaces que tiene a su disposición trataremos la cuestión con la amplitud que merece.
No es seguramente el distrito de Lucena de los que más preocupan al Gobierno en la próxima lucha electoral, pero allí tiene su casa el cosi, y ésta, que es ministerial, donde le conviene empuja a las autoridades y funcionarios para que no falten las correspondientes coacciones a favor de sus candidatos.
Y para que no alegue ignorancia el Sr. Maura, le advertimos que ha empezado el llamamiento de alcaldes al Gobierno Civil, donde se recomienda al candidato del cosi.
En estas elecciones, y en aquella provincia, tendrán luego mucho que hacer los Tribunales de justicia.

Heraldo de Castellón 28 de Abril 1903

La elección de Lucena.

Ha resultado verdaderamente sensacional entre los pueblos del distrito de Lucena y será inexplicable para muchos el hecho de que desistiese de lucha a ultima hora el candidato anti-cosiero D. Vicente Cantos Figueroa.
¿Qué ha pasado en Lucena? Jamás candidato alguno ha sido recibido con mayor entusiasmo por los pueblos del distrito. A sus condiciones personales que no hemos de encarecer porque es notorio el efecto que profesamos al señor Cantos, une este la cualidad que más puede alagar a los pueblos: es hijo de esta desgraciada provincia y aparecía desde el primer momento identificado con sus sentimientos y aspiraciones, y ostentaba como lema principal de su bandera la necesidad de destruir esa organización familia, esa oligarquía del cosi que no tiene parecido con ningún partido político, y que nos deshonra ante las demás provincias españolas.
Los pueblos habían respondido de tal modo que el éxito estaba asegurado. El cosi estaba vencido; no podían salvarse las cosccienes del poder, ni los desmanes que venían cometiendo los cosieros en algunos sitios.
Buscaron remedios heroicos y los encontraron donde menos podían pensar los anti-cosieros. A última hora consiguen que traicionen a su partido los anti-cosieros de Useras.
Esto es inaudito, parece increible, pero el hecho es cierto.
En Useras estaba el cosi en minoría y minoría considerable y gracias a esa traición consiguen una mayoría de 700 votos en momentos es que ni siquiera hay tiempo de hacer reaccionar a los electores de dicho pueblo que seguramente están avergonzados a estas horas del papel que se les obliga a representar.
Con este antecedente se comprenderá que los directores electorales del partido anti-cosiero en Lucena aconsejasen al señor Cantos y este aceptase, aunque con gran sentimiento, el retirar su candidatura, para no llevar a una lucha estéril a sus valientes y sufridos amigos.
Seguramente que si hubiese habido tiempo de comunicarse de nuevo con todos los pueblos del distrito, no hubiesen consentido esta retirada del señor Cantos, y reaccionando al espíritu público se hubiese contestado debidamente la infamia de Useras y en el mismo Useras.
¿Porqué los anticosieros de Useras has sacrificado de tal manera a sus siempre leales amigos de los demás pueblos?
No nos atrevemos a contestar explícitamente a esta pregunta. El tiempo lo aclará todo pero ya se dice que se ha caído en la candidez o imbecilidad de creer en ciertos ofrecimientos que por su índole no puede el cosi cumplir y que ademas de esto se ha convenido el arreglo de las listas electorales de Useras, lo cual envuelve una nueva traición contra los cosieros de este pueblo.
La noble ciudad de Zamora se avergüenza de tener en su historia el nombre Vellido Dolfos.
La simpática y antigua villa de Useras dirá ahora con su conducta se le honran los nombres de Roca, Valls y Compañía.

Ministerio de la Gobernación

Real Orden 27-10-1903

Pasado a informe de la Sección de Gobernación y Fomento del Consejo de Estado el expediente relativo a la suspensión del Alcalde y siete Concejales del Ayuntamiento de Alcora, decretada por V. S. en 5 de Octubre de 1903, dicho alto Cuerpo ha emitido, con fecha 24 del corriente, el siguiente dictamen: «Excmo. Sr.: En cumplimiento de Real orden comunicada por el Ministerio del digno cargo de Y. E., la Sección ha examinado el expediente de suspensión del Alcalde y Concejales del Ayuntamiento de Alcora, decretada por el Gobernador de Castellón con fecha 5 de Octubre próximo pasado. Resultando que, previamente autorizado por el Ministerio, el citado Gobernador nombró un Delegado de su autoridad para que inspeccionase la administración municipal del expresado Ayuntamiento; apareciendo de la visita girada los siguientes cargos, entre otros varios de menos importancia: Que tiene por completo abandonado cuanto se refiere a sanidad e higiene, no celebrándose Juntas, ni adoptando medidas para impedir la propagación de enfermedades contagiosas; que carece de guardería rural, habiéndose entregado el arriendo para pastoreo del ganado que transita por las vías pecuarias a persona de dudosos antecedentes; que ha subastado la algarroba del arbolado en las citadas vías pecuarias, sin derecho a ello, haciendo ingresar sus productos como de limpia y monda de los montes, de qué carece; que no aparece justificada la total inversión de las 2.900 pesetas consignadas en el presupuesto para festejos; que durante el año 1902 se cobraron siete trimestres, sin que por el Alcalde y Ayuntamiento se obedeciesen las órdenes del Gobernador y Delegado de Hacienda para evitar las exacciones que se cometían; y que respecto al sueldo de los empleados y telegrafistas, se cometen muchas informalidades y abusos, dignos del más severo correctivo. Resultando que el Gobernador, en vista de la gravedad de los hechos denunciados, y después de oír a los interesados, decretó la suspensión del Alcalde y siete Concejales del referido Ayuntamiento, elevando el expediente al Ministerio, así como el recurso formulado por los suspensos en que se reproducían los descargos ya aducidos: Resultando que el Ministerio, antes de resolver en definitiva, y en cumplimiento de lo prevenido en el artículo 1;91 de la vigente Ley Municipal, ha pasado el asuntó a consulta de la Sección de Gobernación y Fomento del Consejo de Estado: Visto el art. 179 y siguientes de la citada Ley: Considerando que los hechos comprobados en la instrucción1 del actual expediente demuestran el abandonó punible en que están la mayor parte de los servicios encomendados a la gestión del Ayuntamiento de Alcora, con grave daño en los intereses propios de dicho Municipio: Considerando que las exacciones llevadas a cabo por acuerdo del Ayuntamiento expresado, revisten tales caracteres que hace preciso se examinen y depuren por los Tribunales de Justicia, a fin de exigir la responsabilidad que proceda; y considerando, por último, que en el expediente se han cumplido las formalidades y trámites que la Ley exige, y que comprobados como están los cargos consignados en la Memoria del Delegado, es. procedente la suspensión decretada por el Gobernador, con tanto mayor motivo cuanto que los hechos consignados en nada se desvirtúan con los descargos aducidos por los interesados; La Sección opina que procede confirmar la suspensión del Alcalde y siete Concejales del Ayuntamiento de Alcora, decretada por el Gobernador de Castellón, y pasar los antecedentes a los Tribunales para que depuren y exijan las responsabilidades a que haya lugar.» Y conformándose S. M. el R e y (Q. D. G.) con el preinserto dictamen, se ha servido resolver como en el mismo se propone. De Real orden lo digo á V. Y. para su conocimiento y demás efectos, con devolución del expediente*
Dios guarde á V. S: muchos años.
Madrid .27 de Noviembre de 1903.
G. ALIX
Sr. Gobernador civil de Castellón








iEl distrito servia para colocar a algún miembro de la familia O'Donel, en 1884,1886,1891,1895, consiguió el acta D. Juan Muños Vargas, cuñado del duque de Tetuan, y secretario personal del general Serrano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario